– “Tengo el Celceta de Vita, ¿te lo presto?”

– Ya po’.

Y, habiéndome por fin terminado el juego, una vez más vengo a dejar mis impresiones generales (libres de spoiler).

Después del fiasco que Zestiria fue para mí (fiasco nivel: lo pensaré mucho antes de volver a comprar otro Tales of), necesitaba un RPG más ligero y dinámico para pasar el rato: así llegó Ys: Memories of Celceta a mis manos. Me lo prestaron hace aproximadamente un mes, pero recién lo empecé a jugar hace unas dos semanas: me duró aproximadamente 20 horas, aunque el  platino tomará– por lo bajo– el doble.

Según tengo entendido, este título es una reinvención de Ys IV para hacer más coherente la trama respecto la cronología: la verdad es que es el primer Ys que juego, pero no tuve problemas para entender lo que pasaba, por lo que deduzco que está muy bien pensado como para funcionar tanto como entry title como parte de una saga.

La historia es súper básica: Adol, el protagonista, pierde todas sus memorias en eventos previos al juego y, por azares del destino, lo envían a explorar (más bien, a “mapear”) el Gran Bosque de Celceta, un lugar francamente desconocido. En el camino, él irá recuperando sus memorias, haciendo aliados y enemigos  y desvelando misterios y eventos que se desarrollan a lo largo del juego (claramente, no se lleva el Jumbito de oro por mejor trama).  Destaco que la búsqueda de memorias perdidas, por muy trillada que sea,  guarda relación directa con la trama y se le da un uso real: cada vez que recuerdo algo, mis stats o habilidades mejoran.

El gameplay, por otro lado, estaba muy cercano a lo que necesitaba jugar: no tenemos el clásico sistema de batallas por turno, sino que toda la acción ocurre a tiempo real (tiempo real nivel “voy corriendo, veo un mono y le pego”), como en Ragnarok Online, Fantasy Life y la mayoría de los MMO que existen. El sistema es extremadamente rápido, amigable y eficiente: puedo mezclar las habilidades cuando quiero, puedo acercarme al enemigo que quiera e, incluso, puedo cambiar de personaje cuando me plazca (literalmente: presiono un botón y cambio de personaje instantáneamente).

2373847-characters2

Aunque hay 6 personajes jugables en total, existen tres tipos de daño (y cada personaje tiene intrínsecamente uno de ellos): slash (daño de corte: Adol y Frieda), strike (daño de golpe: Duran y Calilica) y pierce (daño de perforación: Karna y Ozma). En batalla, el efecto más obvio es la debilidad y resistencia de algunos enemigos ante un tipo de ataque específico, pero además, la combinación de personajes en nuestra party tendrá un efecto adicional; por lo que el juego te incentiva indirectamente a no “spamear” ataques con un único personaje, sino a ir rotando entre ellos de forma bastante natural. Más aún, cada personaje tiene una habilidad especial única que te hará sentir que tu rooster no es sólo de adorno (por ejemplo, sólo Duran puede abrir cofres sellados). En general, el juego se preocupa de entrar en el trasfondo de cada personaje, pero me queda una sensación amarga: sentí que faltó un poco más de interacción y desarrollo.

En un juego donde la exploración lleva un rol fundamental, es un aspecto importante destacar lo basto del mapa: cada esquina del juego está plagada de recursos, tesoros y enemigos; cada escenario difiere considerablemente de los demás y las mecánicas entre áreas también. En general, la transición entre zonas es bastante fluida, pero hay unos cuantos tiempos de carga desagradables entre medio (aunque son relativamente cortos). Como es de esperar en un RPG, el juego tiene muchísimos dungeons y puzzles que complementan la experiencia, sumado a crafteo de materiales, ítems y otros que te llevan a pensar que, al final, no sólo necesitas oro y experiencia para ser feliz.

Ys06

Visualmente, Celceta está lejos de ser impresionante: sus vivos colores se ven opacados por un efecto blurry que no termino de entender y las texturas no se ven bien; pero funciona (incluso tiene unas pseudoanimaciones entre medio, pero parecen hechas por flash así que no hablaré sobre ellas). El OST, si bien es bueno, no es especialmente memorable, pero no es malo bajo ningún punto de vista: se nota trabajado, grato, bien pensado y acorde a los escenarios (aunque tiene un doblaje espantoso).

¿Recomendaría este juego? sí. La verdad es que es súper light, rápido y fácil de tomar y creo que dejará un buen sabor en los labios de quien lo juegue siempre que tenga expectativas razonables. No siento que Celceta sea un título que trascienda en la memoria de quien lo juegue (¡mucho menos en la historia!), pero divierte.

(Y, al final, eso es lo que todos debiéramos buscar).


Impresiones generales es una sección donde converso vagamente sobre algunos títulos que he terminado. Son reviews poco detallados sin calificación, pero que buscan tocar las diversas aristas del juego para quien busque una opinión adicional libre de spoiler.

Written by Soaney
A true patriot. Madre de todos los luma, The Boss en NintendoChile.com y spartan suicida en Halo. May the stars shine down on you.